top of page

A mi niño interior

Entre sombras y espacios infinitos de soledad floto sin gravedad.


Entre el silencio y el dolor observo mis pensamientos como estrellas flotantes que me acompañan.


Interpreto entre los murmullos de los seres aquel ruido que me incomoda y me agobia.


Siento en mi interior un vacio inmenso de desamor e incomprensión.


Siento mi corazón vibrar entre tanto sufrimiento de aquellos gritos de dolor

Imágenes que abruman mi mente, que desorientan mi atención.


Recuerdos de un pasado que acongoja mi alma, la fragmenta y me atormenta

Heridas de un niño indefenso que solo buscaba amor.


Te miro niño hermoso, de piel tersa y pálida, observo tus ojos tristes, y tus manos marcadas por el dolor.


Te siento presente en mi interior lleno de miedo e insatisfacción

Miro tu alma y tu corazón repletos de amor, aclamando un abrazo, una caricia, un beso, una flor.


A cambio de tu amor, recibes dolor. Acaso es esto amor?


confundido por lo aprendido creces vacio, solo y perdido.


desorientado y enojado escapas del suplicio de aquel lugar que llamabas hogar


Escapaste creyendo que en el exterior ibas a encontrar el afecto, a cambio sucumbiste


Aquel niño fue muerto, lo mató su triteza, un alma que rechazaba su destino porque no sabia su camino.


Caminando entre las calles, conociste la violencia, las adicciones y el flagelo, sin ganas de vivir, sin esperanza, flotaste por años en un espacio vacío de oscuridad.


Tantas lágrimas derramaste, perdido entre la bruma, conociste la muerte en muchas ocasiones. Aquella muerte que desesperadamente anhelabas pues tus fuerzas se agotaban.


Herido, vacio y perdido, un dia te vi mi niño. Un dia me gritaste, a este adulto que aun perdido te habia olvidado.


El dia que te vi, te amé. Empecé a darte el cariño que nadie más te dió. Dialogamos tantas veces en soledad.


Juntos flotamos en este vacio disfrutando nuestra compañía, flotabamos en ese espacio sin poder tocarnos, intentabamos darnos la mano pero no era posible, como si una fuerza superior me expulsara de ti.


Entonces, hablé con mi vieja amiga la muerte y no tuve más miedo.


Encontré mi propósito y me perdoné. En ese momento al fin te tomé de la mano, y un calor empezó a sentirse por mis dedos, y se esparció por todo mi cuerpo, senti calma, paz, y ahora mis lágrimas eran de felicidad.


Nos miramos, nos conectamos, y tu mi niño me sonreias y comprendí lo que era el amor.


Se empezaron a unir los fragmentos de mi ser como un rompecabezas, nos unimos y el calor que sentia se convirtió en luz, una luz que destellaba tanto que iluminaba el espacio oscuro en el que flotabamos.


Ahora seguimos flotando en ese vació eternamente, pero ya no estamos rotos, fragmentados, solos, ahora somos una estrella, somos energia, somos luz en medio de la oscuridad, y tu mi niño nunca vas a estar jamas solo, porque hoy yo soy quien te proteja, y tu serás mi inocencia.



Cami Castell.

9/09/2023

Comentarios


bottom of page